CONTAMINACION

Loading...

martes, 2 de noviembre de 2010

LA CRUEL REALIDAD DEL LAGO

LA CRUEL ACTUALIDAD DEL LAGO DE MARACAIBO
El Lago de Maracaibo se convertirá en el Pantano de Maracaibo si no se toman medidas drásticas y rápidas para erradicar la invasión de la lenteja verde (Lemna sp) sobre la superficie.
En la actualidad el lago de Maracaibo se ha visto afectado por una planta acuática (Lemna) mal llamada Mancha Verde que ha cubierto un alto porcentaje de las costas del lago, atentando contra la vida marina que allí habita y contra el bienestar de todos los ciudadanos.
La especie Lemna SP o Lentejas de Agua son una familia de 20 especies de flores unisexuales que se reproducen a un ritmo muy acelerado y son capaces de absorber todo tipo de nutrientes. Estas especies son capaces de recorrer 254 kilómetros entre 12 y 14 días.
La lemna en sí no constituye un problema para el ecosistema ya que sirve de alimento a peces y microbios, además puede consumir agentes que actualmente contaminan el lago, el problema yace cuando los algún ser vivo como los peces consume la Lemna contaminada y por ende su organismo se intoxica y a su vez todo aquel que lo consuma tiene riesgo de intoxicarse así mismo. Además, un excesivo incremento de la lenteja verde obstruye el paso de la luz solar e impide la fotosíntesis causando la falta de oxigeno, lo que seria un serio problema para el ecosistema.
La planta Lemna SP, especie de lenteja verde que arropa alrededor de 15 por ciento de la superficie del lago de Maracaibo, amenaza con extenderse, a pesar de los esfuerzos por erradicarla. Además de haberse evidenciado un aumento significativo en las costas sureñas, ahora la alfombra verde llegó al malecón, en pleno casco central de Maracaibo.
Desde febrero se han registrado manifestaciones de la aparición de forma atípica de la planta en el Lago, especialmente en la costa oriental; sin embargo, durante los meses de mayo y junio la presencia de la lemna se intensificó en las costas de San Francisco y la zona metropolitana del Municipio Maracaibo.
3.1.- Posibles causas: los químicos utilizados por Pdvsa para dispersar los derrames petroleros, pudo provocar la reproducción de la lenteja acuática en el Lago de Maracaibo.
Un desconocido procedimiento y la descontrolada cantidad de químicos usados para reducir la contaminación petrolera en el Lago, pudo multiplicar la especie Lemna Sp.
3.2.- Evitan crecimiento: ante esta situación la alcaldía en conjunto con la gobernación ha hecho un llamado a la población zuliana para que presten la colaboración de la recolección manual de esta planta, actividad que ha sido un éxito ya que muchas personas han acudido al llamado y han prestado su colaboración. Por otra parte se implementó un sistema succionador llamado draga de río, este sistema es por medio de una tubería de 20 pulgadas que separa la planta y el agua, es una especie de colador ya que retiene la planta y devuelve las aguas al lago. Éste sistema puede llegar a extraer unos 120 metros cúbicos de la planta acuática por segundo, lo que en 12 horas de labor se convertirían en cerca de 1.440 metros cúbicos menos del vegetal. También se han habilitado barcos que contribuyen a la extracción de la planta, los cuales han podido extraer hasta 150 toneladas por hora. A pesar de emplear estos mecanismos de defensa, la planta para ser extraída en su totalidad se debe adquirir las embarcaciones extranjeras capaces lograr su extinción, es por ello que se espera que el gobierno nacional actué de forma rápida para conseguir la cura de nuestro lago.
  
3.3.- La población esta impaciente: la inquietud por el mal olor producido por la especie continua preocupando a la comunidad ya que al descomponerse causa un olor muy desagradable, por otra parte pescadores denuncian la paralización de pesca ya que afirman que la planta ha endurecido las orillas del lago y sus embarcaciones han quedado estancadas, además alegan que la planta se acumula en los motores de las lanchas provocando daños.
Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior
Foto de pescadores en situación de emergencia
Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior
Orillas gravemente invadidas de la planta acuática
3.4.- Ciudadanos colaboran: Más allá de pintar sus carros o marchar para exigir el rescate del Lago, grupos de niños, jóvenes y adultos se adentraron a las costas del estuario para extraer lemna y desechos sólidos.
Contribuyendo en el saneamiento de la fuente de agua voluntarios bordearon costas de La Cotorrera, Parque la Marina y las adyacencias del Centro Comercial Lago Mall formando cadenas humanas de más de 500 personas para recoger lemna y desperdicios que descansan a orillas del lago.
Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior
3.4.1.-Opiniones:
  • "Si el Lago nos ha dado tantos beneficios no puede ser que le paguemos ensuciándolo. Las personas que viven al lado de las cañadas tienen que entender que no deben arrojar basura, porque esta va a parar a sus aguas", acusó Nelson Nava, uno de los voluntarios que participó en la actividad.
  • En compañía de su hermana, Ricardo Moreno, estudiante de 13 años, mostró su satisfacción por la labor desempeñada. "Somos de Valencia y para nosotros resulta una gran satisfacción poner un granito de arena por este país. Aunque no nacimos en el Zulia igual nos preocupa en Lago".
  • Con sorpresa Gabriela Fuenmayor, joven de 14 años, contó que durante la jornada "sacamos envases plásticos, botellas de vidrio y cualquier clase de basura. No es posible que sigan contaminando de esta manera al Lago".
Por otra parte, se han realizado campañas preventivas e cuanto a salud se refiere, ciudadanos voluntarios han realizado jornadas de vacunación tanto de niños como de adultos, ante la posibilidad de que surjan brotes de erupciones y diarreas causadas por la fetidez de la planta al descomponerse.
3.5.- La inconciencia
Además de la alfombra verde que llegó para advertir la avanzada enfermedad del Lago más grande de Suramérica, otra capa compuesta por envases plásticos y vidrios también salió a flote y pasó inadvertida.
Desde una botella de gaseosa hasta una nevera pueden ser vistos en las aguas del lago, cuyo envejecimiento prematuro no sólo es culpa de los 10.000 litros de aguas negras que recibe por segundo, sino también de quienes obviando su importancia y su fragilidad lo han convertido en un basurero a cielo abierto.
Muchas veces nosotros mismos somos quienes buscamos culpables a este grande problema pero no nos damos
cuenta que somos uno de los agentes más contaminantes que el lago pueda tener, ya que a la hora de recrearnos a las orillas del lago arrojamos envoltorios de comida, botellas de refresco, envases de bebidas alcohólicas, restos de cartón, entre otros; alterando el ecosistema y aumentando la contaminación. 
3.5.1.- Opiniones
  • Los metales se suman a los elementos que alteran el equilibrio lacustre, "pues al corroerse aportan sustancias ferrosas que ocasionan daños a la flora y la fauna", detalló Nola Fernández, jefa del Departamento de Ingeniería Sanitaria y Ambiental de LUZ. "La descomposición de estos materiales tarda mucho tiempo y mientras esto ocurre las bacterias sulfato reductoras incrementan los niveles de metales pesados, dificultando el desarrollo de la vegetación que actúa en los ciclos de oxigenación".
Fernández manifestó que el plástico "es un elemento muy perturbador, pues debido a la lentitud para biodegradarse permanece en los ecosistemas y se convierte en un sistema que acumula partículas de microorganismos, como hongos y bacterias, las cuales al entrar en contacto con los humanos son vehículo de enfermedades".
El vertido de basura acelera hasta 25% el proceso de envejecimiento de las reservas de agua, precisó la especialista, tras apuntar que los residuos domésticos lanzados de forma indiscriminada favorecen la entrada de nutrientes que incrementan el proceso de eutrofización. 
3.5.2.- Lo que no vemos
Al margen de los objetos que flotan y pueden ser divisados por el ojo humano, otros, igual de dañinos, permanecen en el fondo de la fuente de agua.
"El plástico lo vemos por ser un material muy versátil que está presente hasta en la ropa y tiene un volumen que le permite flotar, pero las playas también son afectadas por el vertido de elementos tóxicos, que van desde baterías de celulares hasta sustancias arrojadas por la limpieza de tanques y el uso de pinturas. Esto sin contar que las aguas residuales generadas en las casas también van a parar al Lago", recalcó Diego Díaz, presidente de Vitalis.
El biólogo sostuvo que "una gota de aceite de motor quemado contamina hasta un millón de litros de agua".
A juicio de Díaz, la aparición de la lenteja ha contribuido a despertar la conciencia ciudadana acerca del Lago.
"En vez de seguir viendo hacia afuera a ver quién da respuestas, cada persona debe adoptar un comportamiento responsable que contribuya a mejorar las condiciones del Lago".
Según Díaz los pobladores deben asumir "que la capacidad de depuración de los ecosistemas no es infinita. Es una buena oportunidad para que los zulianos se organicen y luchen por alcanzar una gestión ambiental de cara al Lago".
Empezar es más sencillo de lo que parece: No arrojar desperdicios cuando se acude a los balnearios y llevar bolsas para depositarlos podría ser el punto de partida para ofrecerle a las futuras generaciones un Lago saneado.
Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior


www,monografia.com
www.panorama.com.ve